jueves, 16 de marzo de 2017

Sexo con humanoides

Dicen que, de acá a diez años, los robots cumplirán en la cama las funciones que hoy cumplen los hombres. Habrá que ver cómo hacen para no tener las manos y los pies fríos.

Mujer durmiendo con un robotEl futurólogo Ian Pearson lanzó una predicción sorprendente: en menos de 10 años, la gente tendrá más sexo con robots que con personas reales. Y no sólo se trata de mujeres robots diseñadas para ser perfectas geishas; también habrá robots que cumplirán en la cama la función que actualmente cumplen los hombres (hablamos de tener sexo; no roncar, robar las cobijas y babear).

Pearson asegura que en el año 2025 será más popular tener sexo con humanoides que con personas de carne y hueso. Uno de los sex-shop líderes del Reino Unido, Bondara, endosó la predicción del futurólogo.

Mujer abrazada a un robot
El informe de Pearson dice que, en principio, el porno de la web dará paso a esto. Para el año 2030 el porno dejará de ser una actividad pasiva de contemplación; se complementará con realidad virtual para simular actividad sexual. Cinco años más tarde los juguetes van a interactuar con esta realidad virtual, y más adelante, para el año 2050, todo el sexo será con robots. Todo bien, mientras los robots no empiecen a tener sexo entre ellos y nos dejen afuera.

Así como los individuos que no veían pornografía antes de la Internet ya se han adaptado completamente a la práctica y lo han convertido en algo normal, los robots serán aceptados de la misma manera, sobre todo porque la tecnología hará que se vean y se sientan como seres humanos.

Mujer enamorada de un robot
Pearson reconoce que habrá vacilaciones al principio. “Mucha gente tendrá reservas acerca del sexo con robots en un principio, pero poco a poco se irán acostumbrando a ellos, ya que el comportamiento de la inteligencia artifical, la mecánica y su sensación mejorará. Los remilgos se evaporarán gradualmente”. Muchas mujeres esperarán con entusiasmo abrazar un robot de sexo tan pronto como pueden permitirse uno, en el año 2025 o antes si fuera posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario