lunes, 24 de noviembre de 2014

Siempre es ahora

Nuestra mente quiere que nos preocupemos por lo que ocurrirá y que lamentemos o añoremos lo que pasó. Digámosle simplemente: "gracias, pero prefiero que no me distraigas, estoy disfrutando este momento".

En el libro "The Power of Now" (El poder del ahora), Eckhart Tollee muestra que no existe ni el pasado ni el futuro. Sólo existe el ahora. El pasado y el futuro son ilusiones construidas por nuestra mente. La clave de la felicidad está en liberar a nuestra mente del ego, dejar de combatir a los fantasmas del pasado y del futuro, y simplemente disfrutar de estar aquí y ahora.

Pero nuestro ego se empeña en impedir esa simple felicidad. Nuestro ego quiere mantener el control por medio de la mente, a través de una constante lucha contra el pasado y el futuro, y de un aislamiento de todo y todos los demás en el mundo. Como si fuera una gigantesca competencia en la que debemos demostrar ser superiores.

Sólo aprendiendo a liberarnos a nosotros mismos de nuestros pensamientos logramos ser felices. Necesitamos estar en el presente. Concentrarnos en la tarea que estamos haciendo. Concentrarnos en nuestra respiración. Ir hacia dentro de nuestros cuerpos y aprender a sentir la verdadera energía que somos.

Durante los momentos de poco stress (siendo que casi constantemente existe en nosotros cierto grado de tensión e intranquilidad) debemos concentrarnos en mantenernos enfocados en el presente y en librarnos de nuestra mente. Al hacer esto nos situamos en un alto nivel de vibración y, al igual que la oscuridad es eliminada por la luz, nada malo puede ingresar cuando estamos realmente vibrando a un alto nivel.

Al vivir en el ahora aprendemos que todo aquello que podemos necesitar, ya lo tenemos. No debe haber preocupaciones sobre las necesidades del futuro. Lo que necesitemos aparecerá cuando la necesidad surja.

Un ejemplo: en todo negocio hay ciclos altos y ciclos bajos. A veces, un ciclo bajo parece durar demasiado, llenándonos de preocupaciones acerca de cómo cubriremos las necesidades futuras. Pero las necesidades siempre se cubren. A veces parece magia. A veces ocurre a último momento, llevándonos a preguntarnos por qué no podría haber ocurrido antes. Pero ocurre en el momento justo.

Casi siempre, inevitablemente, caemos en la trampa de la preocupación. Nuestra mente quiere solucionar los problemas ya; incluso los problemas que aún no se presentaron. Es por eso que debemos liberarnos de nuestras mentes.

Citando al libro "El poder del ahora": "Todo lo que realmente necesitas hacer es aceptar este momento plenamente. Entonces estarás cómodo en el aquí y ahora, y cómodo contigo mismo".

Rate this posting:
{[['']]}

No hay comentarios:

Publicar un comentario